Tu mayor ventaja será controlarlo

guerreros

Cuando existe miedo, él reacciona, cuando hay hambre también, ante una imagen que resulta desagradable su respuesta puede manifestarse al punto que otras personas pueden darse cuenta.

Quien no ha escuchado la frase: “hay que tener estómago para eso”, esta frase deja saber que este órgano del cuerpo no solo sirve para procesar los alimentos que consumimos para proveernos de los nutrientes necesarios para la vida. A través de la evolución, el hombre ha desarrollado habilidades para sobrevivir y una de ellas es el efecto que se crea en nuestro estómago ante olores desagradables o muy fuertes, regularmente asociados con alimentos que pueden hacernos daño, esta reacción evita que aún famélicos, podamos consumir ciertos alimentos, a veces esa reacción tan fuerte que puede ocasionar vómitos.

Es por eso que cuando alguien es capaz de soportar ver u oler cosas muy desagradables se dice que tiene mucho estómago. Los médicos lo tienen, los bomberos, los soldados, quienes matan animales para el consumo humano e incluso los que son capaces de ver series como Walking Dead.

twd screen

Pero hay un dato sumamente interesante y es que ante una situación de peligro para la vida, el cerebro responde enviándonos una señal directo al estómago que si no se logra controlar puede terminar con una relajación importante de esfínteres, antes de quedar petrificados. El miedo, esa señal tan importante de alarma que nos da el cuerpo para que nos preparemos para enfrentar el problema que se nos antepone, se manifiesta en el estómago y no controlarlo puede impedirte, tener sexo, relacionarte con una pareja, hablar en público, pensar bien en un examen, en nuestros tiempos esos son los detonantes, ya no lo es el sobrevivir.

Gracias a Series land conseguí una serie de televisión llamada Spartacus, una producción que cuenta la vida y hazañas del renombrado gladiador Espartaco. En verdad que hay que tener estómago para ver esta serie, son increíbles las batallas y sus escenas son muy crudas, cumple con lo prometido en su lema: “sangre y arena”. Es curioso que el tipo de pelea de esos gladiadores, quizás la forma de pelea más antigua y organizada conocida hasta el momento y considerada por algunos especialistas, el origen de las artes marciales actuales, centrara toda su atención en el estómago.

spartacus

Los peleadores de aquellos tiempos hacían algo que conocemos como Pancratyo, una combinación de nuestras actuales versiones de la lucha y el boxeo. Cuando un guerrero espartano, por ejemplo, perdía su arma en batalla, debía estar en capacidad de liquidar a su oponente solo con sus manos. Muchas escenas de la serie Spartacus, muestra la habilidad que tenían los gladiadores para usar las armas y su cuerpo en combinación perfecta para convertirse en perfectas armas para matar.

Este arte del combate centra toda su atención en el estómago y las piernas, la razón es que un luchador sin equilibrio es víctima fácil, los animales salvajes derriban a sus presas para matarlas y de igual forma lo hacían aquellos luchadores. El estómago es el centro del cuerpo, allí está el centro de masa, es esencial para lograr el equilibrio y si eres un luchador y controlas el centro de masa de tu adversario tienes una enorme ventaja.