Sueños que pegan en el estómago

pesadilla

Eres lo que comes, dicen por allí. Pero acaso, ¿Son tus sueños consecuencia de lo que comes?

Algunas personas refieren tener pesadillas cuando no comen bien en la cena, otras en cambio por comer mucho en la última comida del día refieren pesadillas también. Pero también hay quienes en sus sueños tienen a su alcance la comida deseada del día, quizás el sueño con comida pueda ser detonado por exposición a aromas antes de dormir y los aromas se fijan de manera aguda en nuestro cerebro.

suen%cc%83o-profundo

Lo cierto es que nuestro cerebro demanda y nuestro estómago se encarga de hablar. Las emociones se reflejan con fuerza en el estómago y soñar con nuestro abdomen le habla de sus emociones reprimidas, de sus instintos naturales. Soñar con el área del estómago también significa que simplemente está experimentando algún dolor de estómago real mientras duerme, le debe haber pasado más de una vez, que sueña que tiene dolor de estómago en el sueño y es que si no se levanta al sanitario el desenlace podría ser muy desagradable, igual pasa cuando soñamos que estamos orinando o teniendo relaciones sexuales.

Un estómago hinchado, en un sueño, indica que algún nuevo proyecto está en las obras que pueden ser difíciles de digerir para usted. Tal vez todo termine en una pesadilla.

Las pesadillas, y los sueños en general, ocurren durante la fase de sueño de movimiento rápido de los ojos (REM). Dependiendo de cuánto tiempo duermes, tu cuerpo pasa de cuatro a seis ciclos por noche y el estadio REM se hace más largo con cada ciclo de sueño. Apuntan los expertos que la mayoría de las pesadillas ocurren durante el último tercio de su sueño nocturno.

Para la mayoría de la gente, las pesadillas no son un problema importante: sólo el cinco por ciento de los adultos tienen un problema de pesadilla clínica donde los sueños son demasiado graves o frecuentes. Los expertos dicen que cualquier cosa, desde el estrés cotidiano hasta el trauma, las películas de terror pueden provocar pesadillas.

suen%cc%83o-y-comida

Comer algo justo antes de irse a dormir aumenta el metabolismo y la temperatura. Ese aumento conduce a más actividad cerebral en el sueño REM, provocando más sueños.

Un artículo publicado en The Journal of the Mind y Body relata un estudio que demostró que la comida chatarra, el helado y las barras de caramelo se utilizaron en el experimento-provocó más ondas cerebrales, causando que el 70% de los participantes experimentaran pesadillas.

¿Cómo duerme también juega un papel en qué tipo de sueños que estás en. Un estudio de 2004 encontró que los durmientes del lado izquierdo experimentan significativamente más pesadillas que los durmientes del lado derecho. Y de acuerdo con la revista Prevention, dormir del lado del estómago, es decir del lado izquierdo, que además es la posición de dormir menos popular, conlleva a sueños emocionalmente más cargados, entre ellos pesadillas.

Tal pareciera que nuestro estómago no se ve afectado por los sueños, sino que es todo lo contrario, el estómago altera nuestros sueños, con salvadas excepciones.