Perdiendo también se gana

mirando a lo sano

Para muchas personas por diversos motivos perder peso representa todo un reto, la medicina ha hecho su aparición en este aspecto aportando algunas alternativas unas menos invasivas que otras; pero todas apuntan a ganar salud.

A la hora de realizar una dieta son muchos los factores a tomar en cuenta al igual que cuando se decide hacer ejercicio o comenzar una rutina lo ideal es tener la orientación de un profesional para obtener buenos resultados, de la misma forma es importante tener una evaluación médica óptima para conocer los procedimientos a los cuales se puede someter el paciente que de los resultados esperados. La mayoría de estos procedimientos van orientados directamente al estómago, para que de esta forma las personas logren disminuir la ingesta de comidas.

La generalidad de estos tratamientos son multidisciplinarios, ya que además de la colocación de cualquier tipo de dispositivo se educa al paciente para adquirir hábitos de ejercicio, mejorar los hábitos alimenticios para lograr que al retirar los dispositivos como sucede en el caso de los balones, que 6 meses después de colocarlo deben ser retirados del estómago, la persona no recupere los kilos que ha logrado perder. En algunos casos puede volver a colocarse cuando el sobrepeso de la persona es mayor a los 30kg.

operacion

Con la tecnología avanzando de manera apresurada como sucede hoy en día, no es de extrañar que se presente una alternativa un poco más cómoda para la colocación de estos dispositivos, porque si bien es cierto que someterse a una endoscopia no es el procedimiento más doloroso que nos podemos realizar, la persona debe estar sedada y al despertar sentirá cierto malestar por el hecho de haber introducido un objeto extraño en su estómago.

Debido a esto la ciencia de la mano de la medicina ofrecen una opción algo curiosa por supuesto; pero que busca hacer estos procedimientos con la menor incomodidad del paciente, tal es el caso del balón intragástrico en cápsula, suena un poco extraño, pero es algo muy sencillo, mucho más de lo que parece. La persona ingiere una capsula que contiene un globo unido a un catéter, la cápsula protectora al llegar al estómago se desintegra y cuando se posiciona el dispositivo en lugar correcto el médico procede a llenarlo.

balon gastrico

¿Cómo saben que el dispositivo está en el lugar correcto? Muy sencillo este procedimiento se monitorea a través de un escáner, lleva aproximadamente 10 minutos su colocación y una vez finalizado el llenado el catéter se separa del globo y se extrae por la boca. Clínicas especializadas como IMEO poseen el equipamiento necesario para llevar con éxito la colocación de este tipo de dispositivo, que tiene una duración un poco más corta que el convencional, en vez de durar 6 meses este solo dura 4 semanas, al cumplir la fecha el globo se abre y su contenido se vacía en el estómago, al quedar sin liquido dentro su tamaño disminuye y es evacuado mediante las heces fecales, lo cual no representa mayor riesgo al ser simplemente solución salina.

Esta alternativa es ideal para aquellas personas que debido a su sobrepeso representan un riesgo a la hora de colocarles la anestesia o aquellos que necesiten perder peso de manera rápida para poder someterse a alguna intervención quirúrgica, las pérdidas de peso registradas han sido entre 8 y 12kg lo cual es de gran ayuda para las personas que no logran bajar de peso por diversas razones.

Esta alternativa no es una solución definitiva para el sobrepeso, pero ayuda a motivar al paciente para que adopte estilos de vida saludables los cuales contribuyan a seguir perdiendo peso en el caso de ser necesario o mantenerlo.