Gorditos simpáticos

niño

Aunque para algunos la moda parezca algo de pura vanidad, desde esta industria se hacen grandes esfuerzos por hacer de nuestro mundo un lugar mejor para la vida.

Un 3% parece poco; pero cuando hablamos de tasa de sobrepeso, cada porcentaje de gramo pesa. En 2011 la sociedad española veía como las cifras de niños con esta situación tenía 10 años sin poder bajar. Desde 2013 la luz apareció al finan del túnel.

¿La moda infantil tendrá algo que ver con eso?

niños

Las marcas realizan esfuerzos que van en favor de la lucha contra la obesidad, que son a veces poco vitoreados por los medios. Hay una especial atención en el sector infantil, porque muchas veces es allí donde comienza todo. Como se sabe la ropa infantil desde hace tiempo ya es parte importante de la industria, por eso su participación en este tipo de campañas educativas tiene un peso importante, de hecho en España se exporta más moda de esta categoría que la que se exporta de ropa para adultos. En gran medida esto obedece a diseñadoras y empresarias de altísimo nivel como Pilar Batanero, quien con la versatilidad, colores y alegría de sus propuestas ha logrado conquistar espacios en las mejores vitrinas de España y otras localidades del mundo.

¿Quién manda más en las vidas de los niños, el cerebro o el estómago?

Pues puedo decirles que tanto en la de los niños como en la de los adultos,  el cerebro es quien da las órdenes para que el estómago se queje por comida, es como un bebé llorando por la leche de mami, hasta que no lo satisfagas, no te dejará tranquilo. El problema con esto es que cuando se sale de control trae como consecuencia niños obesos y como los adultos con el mismo padecimiento, tienen problemas para conseguir ropa. No les es sencillo estar a la moda, lo que les sirve de ancho es muy largo para su tamaño y no les va nada bien.

Pero mami y papi quieren que su hijo o hija se vea saludable y hasta ahora están entendiendo que ser gordo no tiene que ver con salud, todo lo contrario.

A los niños gordos les atribuimos un toque especial de gracia, su peculiar forma de caminar, sus mejillas regordetas, le dan un carisma especial. Pero esa gracia tiene consecuencias muy negativas en la vida de estos niños, en la mayoría de los casos se convierten en adultos obesos con los problemas que eso acarrea y aunque su autoestima llegue a ser elevada en la adultez, su salud navegará rumbo a una cascada.

peques

De alguna manera el ver a niños desfilando en una pasarela con un peso acorde a su talla y luciendo ropa de moda de una manera espectacular, puede servir para estimular una nueva forma de ver que lo ideal es tener el peso adecuado a la talla. El ser gordito no es bueno para la salud, aunque por serlo siempre se lleven los mimos de la gente y sea tan atractivo. Algunos adultos usan expresiones, como cuando ven a un niño con sobrepeso discreto: ¡Hola gordito, esos cachetitos, que linnndoooo! ¡Es para comérselo! A cualquier padre le gustaría que a su hijo lo vieran de esa forma, da la sensación de ser algo muy apreciado el ser así y en efecto lo es; pero eso está cambiando, afortunadamente.

El tener un peso sobre el adecuado para su talla no tiene que ver con el estómago, más bien se trata de un asunto de hábitos alimenticios, aunque en contados casos el problema puede obedecer a una razón hormonal. La gordura no es buena para la salud y es un problema mundial.