Deliciosos paseos por Burgos

burgos gastronomía

La gastronomía es una de esas cosas, que con el pasar de los años se va enriqueciendo y ha llegado a convertirse en parte de la marca de cada lugar en el mundo.

Durante siglos, el hombre ha buscado en tierras diferentes a la suya, aventuras, conocimiento, conquistas, comercio y eso ha hecho del mundo lo que hoy tenemos. Una confluencia de culturas en donde es difícil conseguir algo que no tenga el influjo de otros lugares.

Lo que consideramos auténtico de un pueblo, es seguro que tiene elementos de otras tierras; sin embargo, solemos escuchar que tal o cual tipo de comida, es típica de determinado pueblo o ciudad.

La comida española es una fiel representación de los aportes culturales de una variedad de regiones con climas y tierras diferentes. En esta parte del mundo, con antecedentes de lucha entre pueblos, ha quedado una riqueza inmensa en los sabores e ingredientes que componen su escena culinaria. Una de las más atractivas de Europa y que ha cautivado a gran parte de la población que disfruta el turismo gastronómico.

Burgos es uno de esos lugares fantásticos en los que los paladares pueden experimentar una explosión de sabores difícil de conseguir en otro lugar del mundo. Su gastronomía es rica en carnes, delirantes embutidos, legumbres de magnífica calidad, pan y como debe ser, buen vino.

Buen apetito

En el fondo se escucha el rechinar de palo de leña mientras arde, su aroma  es el primero en notarse, ya el horno está listo para recibir al tierno cordero salado, un toque de manteca resaltará el brillo y  unos 60 minutos después,  el Cordero Lechal estará servido en su mesa para el deleite de los comensales. Dorado por fuera, crujiente, brillante y jugoso por dentro, se presenta acompañado de una ensalada simple o patatas asadas cultivadas en el lugar, para acompañar y resaltar la comida cerramos con broche de oro, un excelente vino. Este es sin duda uno de los mejores platos de Burgos.

olla-podrida

La ciudad castellana, entre su exquisita variedad de platos le brinda la posibilidad de degustar su famosa Olla Podrida, hecha con alubias rojas, a la que le incorporan chorizo, morcilla, costillas adobadas, tocino, oreja de cochino, rabo y patas. El gusto de esta comida es estupendo, dada la variedad de ingredientes, ideal para cargarse de tanta energía como te sea posible.

Para calentarse un poco

Otra exquisitez que no debe dejar de probar es la Sopa Castellana, con el ajo como eje del plato, una punta de jamón con huevos, chorizo, morcilla, aceite, un toque de sal y pimentón, crean la combinación perfecta para lograr un sabor extraordinario. Tradicionalmente se sirve en cazuela de barro, que como saben le confiere un detalle especial.

Un fiel acompañante de las comidas en Burgos es el pan, que es hecho en horno de leña lo que le confiere un sabor especial.

El Queso de Burgos, es de un sabor y una textura incomparable. En el archiconocido Postre del Abuelo, se sirve con miel y nueces, es muy delicioso. Pero además de este tipo de queso de vaca, se encuentran otras exquisiteces de quesos maduros, curados, o en aceite, que se hacen con leche de oveja, de vaca o con una mezcla de ellos.

En la plaza mayor, puedes irte a disfrutar de unas buenas tapas que puedes combinar con los pinchos que son una verdadera delicia. Todos los insumos para estos, además de los platos de Burgos provienen de la propia zona, así consigues la codorniz, la perdiz, los jabalíes, los conejos y corzos. Los cangrejos de río del río, que son también muy famosos y apreciados al igual que las truchas.

El único lugar del planeta para hacer Morciturismo

Así como puede leerlo, en Burgos se puede hacer un turismo diferente: de morcillas. Esta ciudad cidiana aprovecha cada parte del cerdo para ser usado en su gastronomía. Tradicionalmente se mata al cerdo, en un proceso que no es del todo recomendable para personas sensibles, su sangre se derrama en un envase, junto con arroz  y se condimenta con cebolla picada, pimienta negra, sal, manteca y en la tripa del animal, limpiada previamente, se introduce la mezcla. Se hierve en agua y la mezcla se endurece. Cada receta incorpora especias diferentes.

embutidos

Este turismo de morcillas es una actividad que Embutidos de Cardeña lleva años organizando, dicho por los comensales, las morcillas que se producen allí, son de las mejores que se hacen en todo el país. La actividad consiste en una visita guiada a su fábrica. Su propio dueño, el señor Roberto Da Silva, te paseará por el lugar para que conozcas el proceso de creación de este manjar.

Si te dijera que puedes comerte unos nachos de morcilla, ¿qué pensarías? La creatividad no tiene límites y las preparaciones hechas con morcilla tampoco. Es muy recomendable estar bien abrigado porque en la fábrica la temperatura es muy fría. Los niños lo pasarán muy bien.