¿Cómo saber si tienes estómago?

hombre

No importa lo fuerte que parezcas, lo inteligente o lo hábil que seas, hay cosas contra las que no puedes y lo mejor es conocerlas para evitarlas.

Te ves envuelto en un congestionamiento vehicular, deseas llegar al sitio que has elegido para visitar con tu familia, la impaciencia los agobia a todos, las luces de la policía y dos ambulancias comienzan a llevar la atención hacia el lugar. De inmediato todos quieren saber el por qué de la cola. La adrenalina de todos comienza a subir en la medida en la que el coche se acerca al lugar del suceso y como se suele decir, la curiosidad mató al gato, es decir; por un lado nos resistimos a echar un ojo y por otro la tentación de mirar nos atrae como la miel a un oso.

Lo primero que se ve es un auto volcado en muy malas condiciones y paramédicos dándole asistencia a alguien que está en el muy golpeado vehículo, al buscar más se ve otro automóvil, este mucho más afectado que el primero y un cuerpo con una chaqueta colocada sobre su rostro semi ensangrentada, todo eso al tiempo que conducimos lentamente al paso del lugar del accidente.

accidente

Por como están los coches y el movimiento de policías y paramédicos todavía la situación está en desarrollo, hay personas que se estacionan a lo largo de la vía para ir a ver en detalle lo sucedido, por tu parte increpas a tus hijos para que no vean hacia el lugar, les indicas que son escenas perturbadoras; pero la curiosidad es algo que le ha permitido al ser humano llegar hasta donde estamos hoy y ellos son objeto de ella, la reacción inmediata de uno de ellos fue pedir que abrieras un vidrio de la furgoneta alquilada en la que viajaban, necesitaba regurgitar. Justo en el momento en el que ellos pasaban pudo ver como atendían a una ensangrentada mujer y eso le ocasionó la mencionada reacción.

Para ver accidentes de tránsito hay que “tener estómago”, esta es una expresión usada para decir que no cualquiera puede ver cosas perturbadoras, como sangre, huesos rotos, deformaciones pronunciadas ocasionadas por un accidente, etc.  Este órgano exterioriza nuestras emociones, cuando estamos frente a algo que nos emociona notamos como se altera nuestro organismo; pueden comenzar mareos, nauseas, se nos eriza la piel,  dolor de estómago, vómitos, entre otras sensaciones para nada agradables.

persona fallecida

Las escenas de los accidentes de tránsito pueden ser catastróficas, sobretodo en las autovías o en carreteras muy largas en donde los coches van a velocidades muy altas, y en ese contexto cualquier accidente puede terminar en una fatalidad. El impacto puede traumarnos, y si los niños están expuestos a ver estas desagradables escenas, el impacto para ellos puede ser para toda la vida. No es bueno creer que someter a un niño a que vea esas dantescas imágenes generará un mayor grado de responsabilidad en ellos para cuando tengan la edad para estar frente al volante de un coche.

El saber si tienes estómago para algo solo puedes descubrirlo cuando eres sometido al estímulo, así que te recomiendo que cuando conduzcas lo consideres, nadie quiere ir con un conductor que vea un devastador accidente y termine sufriendo un síncope mientras conduce, producto de lo que ha visto. Lo mejor es evitarlo y la forma de lograrlo es obvia, no busques lo que no quieres encontrar.