Acidez estomacal durante la práctica de deporte. Causas y recomendaciones.

molestias_estomacales

De todas las molestias estomacales que se tienen, sin duda una de las peores y más frecuentes es la acidez estomacal o reflujo gastroesofágico; padecimiento que nos afecta comúnmente y que es producido cuando la secreción de los ácidos que intervienen en el proceso digestivo llevado a cabo al nivel estomacal, por un mal cierre de la válvula que separa la entrada del estómago del esófago regresa el contenido de este jugo subiéndolo hasta el esófago, siendo entonces la razón de la desagradable sensación de quemazón o ardor en la boca del estómago o en la garganta.

Siendo diversas las causas que originan la acidez en el estómago, es conveniente tomar una serie de medidas para evitar su ocurrencia ya que se produce con mucha frecuencia y un indebido tratamiento puede prolongarla en el tiempo a tal punto de empeorar y producir desde úlceras en el esófago hasta un cáncer en última instancia. Por lo cual, ante este pronóstico lo más sensato y recomendable es acudir ante la atención médica puesto que además podría tratarse de una hernia en el hiato.

molestias_estomacales

De manera genérica se sabe que hay ciertos tipos de alimentos que tienen tendencia de incrementar la ocurrencia de este infortunio. Tomando en cuenta que cada persona y organismo es único, la tolerancia que tiene cada individuo ante determinados alimentos puede variar, ya que por características biológicas puede tenerse un estómago fuerte y resistente, o delicado, que al estar en presencia de algunos alimentos deberán segregar en gran medida ácidos estomacales para digerirlos, cosa que indudablemente, puede provocar el indeseado ardor estomacal y la quemazón al nivel de esófago.

Teniendo como punto referencial lo anteriormente señalado, veremos que la serie de alimentos que se vinculan a este mal son tales como, aquellos que siendo el balance de la dieta propensa a la acidez empeoren el reflujo, como los fritos, la comida picante, condimentados con ajo y cebolla, tomates y otros con alto contenido de ácido cítrico como limones, naranjas; y aunque no se considere, la menta piperina y hasta el chocolate. Estos alimentos por un lado incrementan el insalubre padecimiento, pero debe tenerse especialmente en cuenta las porciones de comida a consumir, puesto que el estómago que es su contenedor tiene una capacidad, que si se sobrepasa con facilidad, provoca igualmente el reflujo.

En la práctica deportiva es necesario ser conscientes de que no se debe tener el estómago lleno porque representa un riesgo para el reflujo. Por lo que se debe ingerir poco alimento previamente al desempeño de cualquier tipo de ejercicios, o al menos una hora y media antes de cualquier esfuerzo que amerite la actividad física, ya que una vez iniciado el proceso de la digestión debe culminar de manera natural, por lo que se vería interrumpido por efectos del ejercicio ocasionando una indigestión, gases y flatulencias.

dolores_estomacales

En este mismo orden de ideas, es también recomendable seguido de la mano de una sana alimentación la hidratación frecuente ya que ayuda a evitar los dolores de estómago al diluir el jugo gástrico. También evitar posturas

Ahora bien, ingerir algunos alimentos que ayuden a alcalinizar un poco el estómago, contrarrestando el ácido que se produce. Puesto que los niveles altos de ácido se deben principalmente a la dieta que se esté llevando, el consumo de vegetales con alto nivel alcalino como la soya, coles, habas, espinaca, lechuga, zanahoria, apio, alfalfa y pepinos. Así como en otra instancia las frutas, como higos, manzanas, uvas, melones, peras, sandías, coco, durazno, y en pequeñas cantidades cítricos más fuertes como naranjas, piñas, limones, que en un medio ácido actúan neutralizando más su pH. Seleccionar algunos tipos de semillas, nueces y frutos secos funciona de igual manera, aunque deben ser selectos preferiblemente las pasas, nueces de Brasil y almendras.

Un dato curioso para asimismo evitar el reflujo a lo largo de nuestras vidas, es que luego de comer en las noches, al momento de ir a la cama se duerma del lado izquierdo debido a la forma y ubicación del estómago, ya que se impediría la concentración de la materia dentro del estómago en la válvula que impide su retorno al esófago.